La propiedad mayoritaria de Los Porches del Audiorama suspende el alquiler a los operadores afectados por el estado de alarma

Mutualidad de la Ingeniería reanudará los acuerdos con sus arrendatarios cuando la situación se estabilice y los comercios vuelvan a abrir sus puertas

Mutualidad de la Ingeniería, propietaria principal del centro comercial Los Porches del Audiorama, suspende temporalmente el contrato de alquiler de aquellos operadores que hayan tenido que paralizar su actividad en el estado de alarma decretado para luchar contra la pandemia del COVID-19.

La suspensión del contrato del alquiler supone que los arrendatarios cesarán en el pago de su renta mensual mientras se prolongue la actual situación. Dichos contratos se retomarán (con los mismos periodos de validez anteriores) cuando se levante el estado de alarma y los negocios puedan reanudar la actividad comercial.

Mutualidad de la Ingeniería, propietaria principal de Los Porches del Audiorama, extenderá esta medida a todos los arrendatarios de sus locales, a excepción de aquellos establecimientos que han continuado con su actividad o bien físicamente (como es el caso del supermercado Alcampo) o bien telemáticamente (como es el caso de la academia Kumon).

El estado de alarma anunciado por el Gobierno el pasado 14 de marzo, que llevaba acompañado el cierre de comercios no esenciales, llevó a la mayoría de los establecimientos del complejo de La Romareda a bajar la persiana hasta que se levanten las medidas excepcionales decretadas. El gerente de Los Porches del Audiorama, Javier Cuevas, comunicó antes de final de mes a los operadores esta medida acordada con la propiedad del centro y ha explicado que “el objetivo de Mutualidad de la Ingeniería es ayudar a paliar los efectos económicos de la crisis causada por la expansión del coronavirus, que afecta con especial crudeza al pequeño comercio. Esperamos que esta decisión aporte un impulso a los establecimientos en el momento de su apertura y que nuestros operadores puedan centrarse en su negocio y su competitividad”.