Los “Superhéroes científicos” exhiben sus superpoderes en una divertida jornada en Los Porches del Audiorama

El centro comercial de La Romareda, de la mano de Esciencia y su espacio Club Kikiriciencia, ha acercado a los más pequeños los experimentos y su potencial de un modo lúdico y atractivo.

El centro comercial Los Porches del Audiorama se ha convertido en la mañana de este sábado en el escenario del espectáculo “Superhéroes científicos”, una propuesta tan educativa como lúdica que ha acercado la ciencia a los más pequeños.

La actividad, impulsada por Esciencia y su Club Kikiriciencia, ubicado en la primera planta del centro comercial de La Romareda, ha mostrado a los más pequeños cómo la ciencia puede ser divertida, sorprendente y tan apasionante como las historias de superhéroes.

A través de distintos experimentos, los niños han podido conocer las posibilidades de los cuatro elementos y ellos mismos se han convertido en superhéroes científicos por un día. Han jugado con la electricidad estática para controlar el tiempo, han comprobado que se puede hinchar un globo con una cápsula de vacío y hasta han aprendido cómo convertirse en un lanzallamas con un embudo, cacao en polvo y una chispa de fuego.

La acción “Superhéroes científicos” ha congregado a más de 200 asistentes y respalda la propuesta de Los Porches del Audiorama de reforzar su programación con planes enfocados a los niños. “Apostamos por actividades para el público infantil, para apoyar nuestra oferta de ocio y gastronomía. Esta ha sido la primera de este año y tenemos planificadas una docena más, siempre poniendo a los niños en el centro, pues son un público muy agradecido”, ha señalado Javier Cuevas, gerente del centro comercial.

Los niños, en esta primera cita del año con la programación de Los Porches del Audiorama, han sido los protagonistas absolutos, participando activamente en cada experimento de los “Superhéroes científicos”. “Lo mejor de todo ha sido lo mucho que han gritado los peques de lo bien que se lo han pasado”, ha comentado Guillermo Orduña, impulsor de Esciencia y promotor del Club Kikiriciencia. “La ciencia es difícil de entender, pero la clave para acercarla a los niños es buscar un entorno que sea animoso, como Los Porches, hacer experimentos que sean sorprendentes y lograr que los niños siempre sean los protagonistas”, ha añadido.